lunes, 19 de septiembre de 2011

Dos hombres se van de juerga con el cadáver de su amigo en el coche


Dos estadounidenses fueron acusados de robo de identidad y "abuso de cadáver" por salir de juerga llevando en su coche el cuerpo de un amigo al que encontraron muerto, y por usar su tarjeta para pagar los gastos, informó el viernes la fiscalía de Denver (Colorado, oeste).
Mark Robinson, de 25 años, y Robert Young, de 43, encontraron el cuerpo "inerte" de su amigo Jeffrey Jarrett (43) en su casa, pero en lugar de avisar a las autoridades, decidieron cargar el cadáver en el vehículo del primero, según una declaración policial.
Robinson y Young fueron entonces a cenar y a tomar una copa, dejando el cuerpo de Jarrett en el asiento trasero y usando su tarjeta de crédito para pagar la factura -obviamente sin su consentimiento-, según el texto.
Young podría haberle dicho luego a la policía que "era obvio que Jarrett estaba muerto cuando los tres fueron a Teddy's" (el restaurante), señala la declaración.
Luego los dos fueron a un bar, aún con su amigo muerto en el vehículo, y tras un rato, "condujeron a la casa de Jarrett, donde Robinson y Young llevaron el cuerpo y lo colocaron en una cama".
Los hombres, que no están acusados por la muerte de Jeffrey -cuya causa aún aguarda el examen de toxicología- volvieron a salir con la tarjeta del amigo, compraron más comida, llenaron el tanque de gasolina, sacaron 400 dólares (unos 290 euros) de un cajero automático y se quedaron en un bar de striptease hasta su cierre.
Cuando volvieron a la casa de madrugada avisaron a la policía. Los acusados, ahora en libertad bajo fianza y a la espera de un juicio, "fueron arrestados el 28 de agosto por la mañana e inculpados el 6 de septiembre", dijo una portavoz de la fiscalía a la AFP.

1 comentario:

  1. ¿Os acordáis de "Este muerto está muy vivo"?
    Vaya par de locos...

    ResponderEliminar